La “Canarinha” de Tite sumó su segundo juego sin goles, responsabilidad que no han podido llevar Roberto Firmino o Gabriel Jesus.