Se desata los festejos al momento que Brasil recibe el trofeo que lo consagra campeón de América.