El jugador del Barcelona lamentó este tipo de conductas, ya que nadie quiere fallar un penal y que es una cosa de suerte.