La Selección albiceleste se impone 2-1 a Chile en un ríspido partido a punto de los golpes y con las expulsiones de Leo y Gary Medel.