El ecuatoriano Roddy Zambrano aclara que las pifias arbitrales no van a desaparecer nunca ni con la tecnología.