Horarios

Jue.Ene.27 6:00 PM EST
Jue.Ene.27 6:30 PM EST
Jue.Ene.27 8:00 PM EST
Jue.Ene.27 9:00 PM EST
Dom.Ene.30 2:30 PM EST
Dom.Ene.30 5:00 PM EST
Dom.Ene.30 7:00 PM EST
Mié.Feb.02 6:30 PM EST
Mié.Feb.02 9:00 PM EST
Mar.Feb.08 2:30 PM EST
Sáb.Feb.12 12:00 PM EST
Dom.Feb.13 8:30 AM EST
Dom.Feb.13 1:30 PM EST
Mié.Feb.16 9:55 PM EST
Sáb.Feb.19 9:30 AM EST
Sáb.Feb.19 12:00 PM EST
Dom.Feb.20 8:30 AM EST
Dom.Feb.20 1:30 PM EST
Vie.Feb.25 2:30 PM EST
Sáb.Feb.26 7:00 AM EST
Sáb.Feb.26 9:30 AM EST
Sáb.Feb.26 7:55 PM EST

Martín Onti: Last tango en el Maracaná

MADRID, España.- Hay situaciones en que de nada sirve hacer introducciones a manera de aclarar lo que es obvio, porque todas ellas estarían de más. Si de por sí, un partido de fútbol entre Brasil y Argentina no precisa de historial para ponerlo en real perspectiva, menos aún es necesario destacar que una final de la Copa América entre ellos precisa de detalles esclarecedores. Todo lo que los aficionados, o cercanos al fútbol, puedan imaginarse, en este caso, estaría de sobra.

Ha habido ocasiones en que el mundo del balón ha estado dividido entre favoritismos hacia uno u otro equipo, pero este, particularmente este, no es el caso. Hasta esto ha cambiado en lo inesperado que deparaba y deparará el mundo de este deporte. Brasil en su propio territorio se ha visto ‘traicionado’ por un sector de su parcialidad y, de verdad, era lo que uno menos se podría haber imaginado, porque allí comenzó a gestarse este último tango de Lionel Messi en el Maracaná.

Tan confuso es todo en estos nuevos tiempos de ‘anormalidad’, que negar esta realidad es como sumarse al efecto negacionista de quienes prefieren ignorar que todo lo que solía ser certeza, ha mutado en incertidumbre a partir de la irrupción del Coronavirus. Toda la perspectiva mundial ha cambiado, y la del fútbol de ninguna manera puede considerarse una excepción. 

Ser testigos de lo que ha pasado en esta final de la Copa América es parte de esta nueva mirada del juego, donde la primera sorpresa, después de la reacción de una parte del público local en los prolegómenos de esta finalísima, ha tenido la continuidad del dominio de la situación que Argentina impuso desde el principio de este encuentro, porque ni siquiera sirvió la intención de superación brasileña en la segunda parte, cuando la ‘Canarinha’ se dio cuenta de que podía entrar a discutir el partido.

El conjunto de Títe jamás entró en sintonía con su verdadera realidad. De alguna manera se quedó en la previa y jamás terminó de llegar al Maracaná.  Los de Lionel Scaloni llegaron en plan triunfalista al templo del fútbol brasileño y como tal se condujeron, como si hubiesen sido el dueño de esta final que marca un corte a la frustración de unos en detrimento de la de los otros.

Nunca fue Messi contra Neymar. Eso sirvió para vender un producto disfrazado de necesidades entre las tantas que esta final de la Copa América demandaba. Argentina llegó al escenario del último tango de Messi en esta competición para vestirle de campeón, y nada cambió esa sensación. Argentina jugó con las circunstancias y Brasil no pudo y no supo hacerlo. 

El equipo argentino entendió desde que llegó a esta instancia póstuma, que a las finales se las juega para ganarlas, y los brasileños no se enteraron hasta que ya fue demasiado tarde que ese debió ser el plan original. La frustración albiceleste ha terminado en el terreno de su peor adversario, y la de Messi en la casa de uno de sus mejores amigos.

Martín Onti

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

 

Messi acabó su maldición de finales perdidas con Argentina

 

Las increíbles marcas de Messi en la Copa América 2021

 

La primera victoria de Argentina en Brasil

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!