Horarios

Sáb.Nov.28 12:00 AM EST
Mar.Dic.01 12:00 AM EST
Mié.Dic.02 12:00 AM EST
Vie.Dic.04 12:00 AM EST
Sáb.Dic.05 12:00 AM EST
Mar.Dic.08 12:00 AM EST
Mié.Dic.09 12:00 AM EST

Martín Onti: Las dudas de siempre

BELO HORIZONTE, Brasil.- Debemos partir que desde la parcialidad muy pocas veces un juicio tiene asidero. Darle una ampliación lógica a la opinión necesita de un punto de vista lejano a una postura caprichosa nacida en una idea preconcebida por las preferencias. Tener en cuenta de manera sana esta óptica, nos sirve para acertar a dar un veredicto sobre el Brasil-Argentina jugado en Belo Horizonte por las semifinales de la Copa América.
 
Existen varias aristas para limar desde ángulos disímiles pero que hacen al todo de lo que fue el triunfo de la Canarinha sobre la legión de Messi. Desde lo visceral que contiene siempre un encuentro entre brasileños y argentinos, hasta las decisiones tangenciales que inciden en un partido como este, más aún siendo un juego decisorio como el del Mineirao, todo tiene una razón.
 
Está claro que para conseguir objetivos los pasos previos suelen ser trascendentales y que, estos, terminan siendo de gran ayuda a la realidad que provoca el trabajo en sí. Muchas son las alternativas a tener en cuenta para la conquista de un logro, y que conste que no hablo aquí de las formas sino de los resultados, siendo los mismos, al fin y al cabo, lo único que interesa en este mundo tan lleno de intereses y matemáticas.
 
Ganó Brasil, pero, ha sido una victoria que generó las dudas de siempre. No se puede dejar de lado todas las excusas que esgrimió la mejor Argentina de esta Copa América en esta derrota, pero, habría que valorarlas. Un equipo, el de Lionel Scaloni anoche, que sin un juego superior demostró que con un poco de amor propio y ganas, también se puede generar ilusión en ausencia de buenas ideas futbolísticas.
 
No viene a lugar hacer apología de lo que se generó en el Mineirao a partir del balón. En este departamento hay que coincidir en que los de Tité fueron mejores en la acotada destreza táctica que vimos y muy superiores en su más afinada técnica individual. Sin embargo, esta vez fue la estrategia general lo que determinó que los verdeamarelhos estén en la final en lugar de los albicelestes.
 
He visto el partido repetido, detenido oportunamente en ciertas acciones gracias a esos detalles que hoy nos regala la tecnología, y ello me ha llevado a una triste conclusión. La misma que estriba en no descartar las dudas de siempre en el aporte que desde la ‘localía’ se tiene para justificar la sensación de una percepción, y que esta quede tan obviamente manifestada por las razones inmutables que las imágenes nos entregan. 
 
El alboroto en el hotel de la delegación argentina no se tiene en cuenta para nada aquí; tampoco el número superior de aficionados en las gradas; descartamos ya la hegemonía histórica que la técnica brasileña tiene sobre la argentina; mencionamos con relatividad la táctica casi inexistente en el planteo de juego; y recalcamos, eso sí, la valía de una estrategia particular que incluyó la actuación del árbitro ecuatoriano, Roddy Zambrano, para que esta final tenga un detalle de atención con Brasil.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!