Las autoridades sí mantendrán la zona visitante para los aficionados de Tigres que acudan al "Gigante de Acero", casa de Rayados de Monterrey.