El arquero del América manifestó su enfado por el accionar de los silbantes que permitieron la fractura de peroné de su compañero Jesús López.