La ariete felina extiende de cabeza la ventaja regia a los 18' frente al Rebaño, que en menos de seis minutos está siendo vapuleado en casa.