Horarios

Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Mié.Oct.07 12:00 AM EDT
Vie.Oct.09 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Sáb.Nov.07 12:00 AM EST

Santiago de Chile, 19 nov (EFE).- Chile alternó partidos para el recuerdo y actuaciones titubeantes este 2014, un año marcado por el sabor agridulce del Mundial de Brasil y el optimismo que genera la organización de la Copa América en 2015.

El equipo entrenado por el argentino Jorge Sampaoli bajó este martes la persiana del 2014 con una derrota ante Uruguay por 1-2 en un amistoso disputado en Santiago. El último duelo del año dejó una imagen difusa de la Roja, que controló muchos pasajes del partido pero vio como Uruguay se llevaba el triunfo en un ejercicio de madurez, competitividad y oficio.

 

Lo sucedido en el choque con los charrúas se puede extrapolar para hacer un balance de la selección chilena este 2014. Los muchachos de Sampaoli han dado un salto de calidad y han puesto el fútbol austral en el mapa, pero han desaprovechado la oportunidad de escribir su propio capítulo en la historia del fútbol chileno.

Chile ha jugado este año 14 partidos, cuatro en la Copa del Mundo de Brasil y ocho amistosos. El balance es de ocho victorias (dos en el Mundial), tres derrotas (otras dos en el Mundial) y tres empates.

El episodio más brillante fue la victoria por 2-0 contra España el 18 de junio en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, en la fase de grupos del Mundial. Eduardo Vargas y Charles Aránguiz fueron los autores de los goles de un triunfo histórico ante los entonces campeones del mundo, que además selló la clasificación a octavos de final.

También fue destacable su actuación ante Alemania en marzo pasado en Stuttgart. Chile perdió 0-1 pero dio un aviso a navegantes a pocos meses del Mundial frente al equipo que a la postre se alzaría con el campeonato.

En el otro extremo, la derrota más cruel ocurrió también en Brasil. Fue ante los anfitriones en los octavos de final, en el estadio Mineirao de Belo Horizonte. Brasil y Chile empataron a uno al final de los 90 minutos de juego y la media hora de prórroga, en la que Mauricio Pinilla mandó un trallazo al larguero cuyo recuerdo aún escuece en el país sudamericano.

Los brasileños se impusieron en los penaltis y la Roja chocó de nuevo con la barrera de los octavos de final, un muro infranqueable en los últimos mundiales que ha disputado. Los amistosos después del Mundial han sembrado algunas dudas, especialmente el empate a dos frente a Bolivia en octubre pasado y la derrota con Uruguay esta semana.

Sampaoli confía en la plantilla que jugó el Mundial para afrontar la Copa América que se disputará en Chile del 11 de junio al 4 de julio de 2015. El arquero y capitán Claudio Bravo manda en un vestuario donde despuntan Arturo Vidal, Alexis Sánchez y Gary Medel.

 

La Copa América es un torneo que motiva a los futbolistas chilenos y que reunirá a los titanes sudamericanos -Brasil, Argentina y Uruguay- y a selecciones con trayectorias ascendente como Colombia y Ecuador.

En Chile se esmeran en sacudirse la presión del anfitrión, pero los jugadores saben que posiblemente sea la última oportunidad que tendrá la generación más talentosa de futbolistas de este país de dejar un título como legado.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[