Horarios

Dom.Oct.31 2:30 PM EDT
Sáb.Nov.06 12:00 AM EDT
Dom.Nov.07 1:30 PM EST
Dom.Nov.21 1:30 PM EST

Charlie Watts, el fanático del Tottenham que nunca pudo convencer a Jagger

LONDRES, Inglaterra.- Siempre bien peinado y prolijo, Charlie Watts (2 de junio de 1941-24 de agosto de 2021) solía lucir como el Rolling Stones menos desgastado de todos. Sin embargo quiso el destino que este martes, a los 80 años, falleciera en su Londres natal.
 
Su legado en la música es inmenso y por eso el mundo lamenta su muerte, pero como siempre, más vale recordar a los grandes por lo que fue su vida. Una vida que más allá de su pasión por el jazz, el rock and roll y la batería, también tenía espacio para el fútbol.
 
Hincha fanático del Tottenham, este londinense de pura cepa solía visitar el estadio cada vez que estaba en la ciudad entre una gira y otra o cuando le sobraba tiempo al abandonar los estudios en los que grabó numerosos discos con los Stones.
 
 
En la década del 80, de hecho, llevó varias veces a Mick Jagger al White Hart Lane, el estadio donde los Spurs hacían de local en el norte de Londres, aunque nunca pudo convencer al líder de la banda para que se fanatizara con los Spurs más allá de que Jagger es también un amante del fútbol.
 
La anécdota más colorida de Watts con el fútbol es de 1986, el año en el que la banda lanzó el disco Dirty Work. El tema principal era One Hit y los Rolling tenían que grabar el 1° de mayo de ese año el videoclip, algo que puso de muy mal humor a Watts.
 
¿El motivo? Su mala cara se debía a que esa misma noche era el partido homenaje a Osvaldo Ardiles, el argentino que es ídolo del club, y él tenía entradas pero no pudo asistir a una velada en la que también estuvo Diego Armando Maradona.
 
Hoy, allá arriba --o allá abajo, vaya uno a saber-- se deben estar dando ese abrazo pendiente.
 
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!