Horarios

Mar.Jul.14 12:00 AM EDT
Mié.Jul.15 12:00 AM EDT
Jue.Jul.16 12:00 AM EDT
Sáb.Jul.18 12:00 AM EDT
Mar.Jul.21 12:00 AM EDT
Mié.Jul.22 12:00 AM EDT
Jue.Jul.23 12:00 AM EDT
Sáb.Jul.25 12:00 AM EDT
El representante del equipo del FC Barcelona de 1992, Andoni Zubizarreta, muestra la papeleta del FC Barcelona durante el sorteo de la fase de grupos de la Liga de Campeones en Montecarlo, Mónaco, hoy 27 de agosto de 2015. EFE

Martín Onti: quejas infundadas

MADRID, España.- Tras el sorteo en Mónaco de los grupos que esta temporada se enfrentarán en búsqueda del premio mayor en la Champions League, los clubes y los medios españoles comenzaron a quejarse de su suerte como si los desfavorecidos fuesen ellos en relación a lo que el fútbol en Europa ha venido demostrando las pasadas temporadas. Nada más alejado de la realidad.
 
Para demonizar tal creencia sólo hay que referirse a las estadísticas del fútbol europeo y darnos cuenta que de tamaña quimera poco hay que creer. La creciente demostración del poderío de los equipos españoles, sumado al respeto que se les tiene en el continente en la actualidad, sólo se opone a la falta de confianza que aflora desde sus partidarios, como cubriéndose en la mediocridad del temor por si las cosas no salen como debieran.
 
Si acaso, adoptando tal mísera cautela, levantaría solamente una bandera de escepticismo por lo que le toca al Sevilla de Unai Emery, quienes deberán enfrentar a adversarios de la talla del Manchester City y la Juventus de Turín, el actual subcampeón de la competición. Dos conjuntos con probados certificados futbolísticos que dejan al descubierto la lógica preocupación de los andaluces.
 
Del resto de las instituciones españolas, no me parece que éstas deban acogerse a la duda de no verse como favoritas, más aún cuando los rivales en cuestión no aparecen como serios candidatos para poner en peligro la clasificación a la siguiente ronda, al menos de escuadras como el Real Madrid, el Barcelona, el Atlético de Madrid, y el Valencia.
 
Seamos sinceros repasando cada uno de los grupos, con historiales recientes en mano, y llegaremos a la conclusión que a nadie en su sano juicio se le podría ocurrir que alguno de los equipos españoles mencionados, excepto los sevillanos del Ramón Sánchez Pisjuán, albergue una mínima posibilidad de no continuar en carrera tras los primeros compases de la más popular y remunerativa competición europea.
 
Por lo tanto señores, a esperar esas noches de entre semana con fútbol de Champions League para disfrutar a lo largo y ancho del viejo continente, esperando que la ronda posterior del torneo siga en el camino de la benevolencia que tuvo el bombo en el principado monegasco.
 

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!