Horarios

Dom.Oct.31 2:30 PM EDT
Sáb.Nov.06 12:00 AM EDT
Dom.Nov.07 1:30 PM EST
Dom.Nov.21 1:30 PM EST

Lisboa aún recuerda la peor derrota ante el Atlético Madrid en Liga de Campeones

MADRID, España.- La visita de este martes a Lisboa devolverá al Atlético de Madrid al escenario del peor recuerdo rojiblanco en los últimos tiempos, el estadio del Benfica, el lugar de la derrota más cruel del equipo hace 18 meses y medio, en la final de la Liga de Campeones con el Real Madrid que tuvo ganada hasta el minuto 93.
 
Un minuto que le apartó de la ansiada Copa de Europa el 24 de mayo de 2014, como también le ocurrió 40 años antes, en la final del máximo torneo continental de 1974 contra el Bayern Múnich en el estadio Heysel de Bruselas, con otro gol en los instantes finales que provocó un partido desempate del que salió goleado por 4-0.
 
 
En Lisboa, los mismos sentimientos recorrieron la mente de los miles de aficionados del Atlético que vieron el partido desde las gradas del estadio lisboeta o desde la televisión, cuando Sergio Ramos niveló en el minuto 93, al cabecear un saque de esquina, el 0-1 anotado por el uruguayo Diego Godín superada la media hora.
 
Después, sin consuelo para el Atlético, enmudecido el sector de aficionados del equipo rojiblanco y exhaustos los futbolistas sobre el terreno de juego -una semana antes se habían jugado, y ganado, la Liga en el Camp Nou-, la prórroga fue un suplicio para el conjunto dirigido por Diego Simeone, que terminó doblegado con rotundidad.
 
El galés Gareth Bale hizo el 2-1 en el minuto 110, el brasileño Marcelo marcó el 3-1 en el 118 y el portugués Cristiano Ronaldo el 4-1 de penalti en el 120. "Como le dije a los jugadores: hoy el partido no merece una lágrima, porque cuando uno da todo hay que tener la cabeza arriba", dijo el argentino Diego Simeone después.
 
De aquella final a la actualidad, cuando este martes comience a rodar la pelota sobre el mismo césped en la última jornada del grupo C de la Liga de Campeones en el duelo entre el Benfica y el Atlético de Madrid con el primer puesto del cuarteto en juego, permanece todo el cuerpo técnico y siete futbolistas de la plantilla rojiblanca.
 
Seis fueron titulares en aquel encuentro: los laterales Juanfran Torres y Filipe Luis, el central Diego Godín y los centrocampistas Tiago Mendes, Gabi Fernández y Koke Resurrección. El uruguayo José María Giménez ya estaba en la plantilla del conjunto madrileño, pero no disputó ningún minuto en la final frente al Real Madrid.
 
 
Hoy, casi 19 meses después, los siete forman parte de la base del once tipo. Probablemente, todos menos Tiago, que estará cuatro meses de baja por una fractura en la tibia, serán titulares este martes en Lisboa en el mismo estadio y en un partido relevante, pero de muchas menos transcendencia. El Atlético, hoy, también necesita el triunfo.
 
El resto de futbolistas que encararon aquella final han salido ya del Atlético. Es el caso de los porteros Thibaut Courtois y Dani Aranzubia, de los defensas Javi Manquillo, Joao Miranda, Toby Alderweireld y Emiliano Insua, de los medios Mario Suárez, Diego Ribas, Arda Turan, José Sosa, Cristian Rodríguez y Raúl García; y de los delanteros Diego Costa, David Villa y Adrián López.
 
Y el Atlético, después de esa final, sigue entre los mejores. Superado el duro golpe, el conjunto rojiblanco mantiene todo ese nivel y competitividad que le llevó hasta ganar la Liga y jugarse la Liga de Campeones en aquella semana de mayo de 2014. Ya tiene asegurado un puesto en octavos del torneo por tercer año seguido.
 
En las tres últimas ediciones, incluida la actual, el Atlético es uno de los cinco equipos que al menos llegó hasta cuartos de final los dos anteriores cursos y está en disposición de hacerlo ahora otra vez. Sólo Barcelona, Real Madrid, Bayern Múnich y París Saint Germain están en la misma condición que el conjunto rojiblanco.
 
 
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!