Horarios

Vie.Oct.23 12:00 AM EDT
Mar.Oct.27 12:00 AM EDT
Mié.Oct.28 12:00 AM EDT
Jue.Oct.29 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Mar.Nov.03 12:00 AM EST
Mié.Nov.04 12:00 AM EST

BILBAO/MOSCÚ.- El Athletic Club, que está muy pendiente del estado físico de uno de sus jugadores más importantes, sino el que más, Arirtz Aduriz, quiere recuperarse mañana en San Mamés de la decepcionante Fase de Grupos que esta completando en la Liga de Campeones y de su mala última semana para superar al BATE Borisov y al menos continuar en competición europea vía Liga Europa.

De todos modos, para no verse fuera de Europa antes de Navidades al equipo de Ernesto Valverde le vale con empatar ante un rival que le ganó con más claridad sobre el terreno de juego que en el marcador en Bielorrusia (2-1), pero que en el resto de partidos del Grupo H ha recibido estrepitosas goleadas hasta alcanzar 22 goles en contra en la cinco primeras jornadas.

 

El Athletic, no obstante, deberá mejorar su imagen y rendimiento de la última semana, en la que empató -y gracias- a última hora en su visita a un equipo de Segunda B, el Alcoyano, en partido de Copa del Rey y unos días después cayó ante su afición frente a un colista Córdoba que no conocía la victoria en las trece jornadas que se llevaban jugadas en la Liga BBVA.

Esos resultados le han supuesto un frenazo en la recuperación mostrada en semanas anteriores, una fase del curso en la que acumuló 14 de 18 puntos posibles en Liga para salir del descenso y acercarse a las posiciones europeas de la tabla, y también a ganar en Lviv al Shakhtar Donetsk en su partido más solvente de la Fase de Grupos.

Precisamente ese triunfo en Ucrania es el que le permite encarar el partido de mañana solo necesitado del empate para caer a la Europa League, una competición en la que el Athletic disfruta como pocos equipos y de la que fue finalista hace tres temporadas.

Para mañana Valverde aún tiene la duda de un tocado Aduriz, jugador clave hasta el punto de que en los cerca de 600 minutos que ha estado fuera del terreno de juego en esta temporada su equipo solo ha marcado un gol. Lo hizo precisamente en Champions, en Oporto, donde marcó Guillermo Fernández.

Por lo demás, es de esperar un Athletic al ataque para dar una alegría a una afición que salió muy decepcionada el sábado de La Catedral, pero que seguro apoyará a su equipo como suele ser habitual en este tipo de citas.

Y, ya sobre el terreno de juego, con Andoni Iraola en el lateral derecho, Markel Susaeta por delante y Oscar de Marcos de media punta, que es lo que mejor le funcionó a su técnico ante el Córdoba.

 

Regresará Mikel Balenziaga al lateral izquierdo tras descansar en Copa y ser baja por sanción en Liga; y es posible que dispute sus primeros minutos en la competición el canterano Iñaki Williams, un goleador de 20 años que debutó el sábado con el primer equipo.

El BATE, por su parte, ha viajado a Bilbao con la sensación de no tener nada que perder y mucho que ganar, ya que, tras cumplir con el objetivo de disputar la Fase de Grupos de la Champions League, la Liga Europa sería un premio para el modesto club bielorruso.

Tras ganar recientemente la liga nacional por novena temporada consecutiva, los bielorrusos han tenido tiempo de sobra para preparar el partido en tierras vascas.

Como ya sorprendió al Athletic en Borisov, donde pudo ganar de una diferencia bastante más amplia que el 2-1 final, el BATE no se da ni mucho menos por vencido, aunque la derrota en casa ante el Oporto en la última jornada (0-3) supuso un duro varapalo.

Fue la cuarta goleada recibida en cinco partidos tras el 6-0 inicial del arranque del grupo en Oporto y las dos posteriores frente a un Shakhtar Donetsk (0-7 y 5-0) en las que el brasileño Luiz Adriano, con ocho goles entre ambos partidos, le machacó.

No obstante, la que han tenido con el Athletic ha sido su mejor experiencia en la competición y a buen seguro que los bielorrusos intentarán poner en liza sus armas tradicionales, ceder la posesión del balón al rival y rápidas salidas al contraataque, para buscar una victoria que les supondría un éxito incuestionable.

La duda de Aleksandr Yermakovich en la previa del encuentro se centra en la delantera, ya que Rodiónov parece haber recuperado su confianza en perjuicio de Signévich, este sorpresa y un tremendo dolor de cabeza para el Athletic en el partido de la primera vuelta. Aunque dada la importancia del choque, no se puede descartar que salgan los dos de inicio con Signevich incrustado en la banda.

 

ALINEACIONES PROBABLES

Athletic Club: Iraizoz; Iraola, Gurpegui, Laporte, Balenziaga; Iturraspe, Rico; Susaeta, De Marcos, Muniain; y Aduriz o Viguera.

BATE Borisov: Chernik; Kagush, Gayduchik, Tubic, Filipenko; Aleksandr Volodko, Olekhnovich; Gordeychuk, Karnitski, Signévich; y Rodiónov.

Árbitro: Daniele Orsato (Italia).

Campo: San Mamés.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[