El Borussia Dortmund lucha por retornar la confianza, luego del ataque sufrido a su autobús por presuntos terroristas.