Monchengladbach tiene motivos para temer al Dortmund. Aubameyang, sinónimo de gol.