El delantero francés del bayern Munich recuerda como afrontó burlas y rechazo por la cicatriz en su rostro.