El atacante francés tuvo una despedida de ensueño con el Bayern Munich, consiguiendo un gol y algo más.