Jugadores, dirigentes y fanáticos disfrutaron por todo lo alto la quinta Bundesliga consecutiva del equipo de Carlo Ancelotti.