El presidente del equipo bávaro, Uli Hoeness, declaró que el club no está dispuesto a pagar alto salario al atacante chileno.