El equipo bávaro sumó otra Bundesliga a su palmarés, y despidió a dos grandes como Philipp Lahm y Xabi Alonso.