Horarios

Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Mié.Oct.07 12:00 AM EDT
Vie.Oct.09 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Sáb.Nov.07 12:00 AM EST

Martín Onti: La naturalidad

DORTMUND, Alemania.- Tras el clásico alemán jugado en el ‘antiguo’ Westfalenstadion de Dortmund entre el Borussia local y el Bayern de Múnich, podríamos dar por aprobado que la naturalidad de este nuevo fútbol pasa a ser moneda corriente. La Bundesliga nos está sirviendo de banco de pruebas para la aceptación de un juego que en nuestras mentes era inconcebible tan sólo un par de meses atrás.
 
No nos debería asombrar la capacidad del ser humano para transformar en apto lo que la imposición de los códigos negaban como natural hasta hoy. Eso es lo que ha ocurrido en nuestros días, y no solamente en el fútbol, aunque como en este caso particular sirva para corroborar una imposición que la lógica termina convirtiendo en normalidad dentro de este deporte.
 
La tercera jornada ‘post- lo que sea’ de la liga germana -por llamarle de alguna manera a un hecho que nos tiene abstraídos entre la nada y lo indefinido- va dejando ver, sobre todo después del ‘Klassiquer’ entre los de Lucien Favre y los de Hans-Dieter Flick, que este deporte, el más popular del planeta, tiene a partir de la Covid-19 una nueva perspectiva.
 
 
Entre esta nada y ese pequeño todo que el fútbol a puertas cerradas nos ofrece, admitir la realidad es la única sensación que aquieta las agitadas aguas del aficionado. Hacer pié en el espectador para explicar esta situación, es el mejor camino para entender que declarar aptas estas nuevas normas del juego, significa aceptar que un antes y un después existe en nuestras vidas desde hace unos meses y que la naturalidad tiene ahora un distinto común denominador.
 
Las sensaciones tienen puntos de vista diferenciados, y el Borussia Dortmund-Bayern de Múnich lo pusieron de manifiesto. En lo que ha sido probablemente el mejor partido de fútbol post-pandemia que hayamos visto a día de hoy, pudimos descubrir detalles positivos, como la abstracción que se va teniendo del entorno, que han conseguido darle al televidente -el llamado nuevo aficionado- cierta capacidad de control sobre este contemporizado estado de la realidad.
 
Siempre hablando del presente, no se podrá negar que la concentración en el desarrollo del juego en el Sígnal Iduna Park nos ha ganado el subconsciente. La observación y el análisis han triunfado sobre el vacío de las gradas y, en ello, la naturalidad de los detalles, como la obra de arte que nos regaló Joshua Kimmich para darle el triunfo, y muy posiblemente la liga, a los bávaros, pesaron más que la desaparición futbolística de Robert Lewandowski y Erling Haaland.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!