El luchador irlandés se mostró totalmente confiado de vencer al boxeador estadounidense en el publicitado combate entre ambos.