El dos veces campeón mundial considera que la última pelea por la corona de los pesos pesados ayudó al crecimiento del deporte, “Los pequeños se dedican a hacer dinero y no ayudan al deporte”, comentó.