El fundador de Alibaba, Jack Ma, se entrena con el filipino y está tan confiado que se atrevió a lanzarle un inesperado desafío a Floyd.