El estadio Wembley espera a más de 90 mil personas para el combate que establecerá al rey de los pesos pesados.