El mexicano tuvo que subir a la báscula sin ropa y dar el peso de las 163 libras para su combate ante el canadiense en la cartelera preliminar.