La revancha entre el mexicano y el británico aún sigue sin fecha ni sede, pero el lugar de la pelea puede desencadenar una batalla legal.