Errol Spence Jr. libra el combate más importante tras estrellar su vehículo mientras circulaba a una elevada velocidad por Dallas.