El pugilista mexicano no es solo uno de los mejores libras por libras, sino que además es una figura que siempre se preocupa por su comunidad.