Para el exboxeador, la nueva promesa de los Pesos Pesados, debe tumbar a los grandes nombres para convertirse en un atleta de clase mundial.