Horarios

Sáb.Oct.23 9:30 PM EDT
Dom.Oct.24 1:30 PM EDT
Dom.Oct.31 2:30 PM EDT
Sáb.Nov.06 12:00 AM EDT
Dom.Nov.07 1:30 PM EST
Dom.Nov.21 1:30 PM EST

Santa Cruz se llevó la guerra mexicana ante Mares

LOS ANGELES.- Los mexicanos Leo Santa Cruz y Abner Mares prometieron una guerra para su esperado duelo el sábado, y cumplieron a la perfección para el deleite del público en el Staples Center y el mundo boxístico.
 
En un combate electrizante Santa Cruz mantuvo su invicto y se consolidó como uno de los mejores boxeadores en la actualidad al superar por decisión mayoritaria a un aguerrido Mares que demostró que todavía tiene que mucho que ofrecer en el ring.
 
Desde que sonó la primera campana los dos mexicanos, y residentes de Los Ángeles, no se dieron tregua al conectar golpes desde todos los ángulos concentrándose la acción en medio del cuadrilátero, pero Santa Cruz (31-0-1, 17 KOs) consiguió el triunfo al recibir puntuaciones de 117-111 en dos de las tarjetas, mientras que el tercer juez la vio empate 114-114.
 
Con la victoria, Santa Cruz, quien ha ganado fajas en el peso gallo y supergallo, conquistó el título pluma Diamante del Consejo Mundial de Boxeo, además del cetro "Super" del peso pluma de la Asociación Mundial de Boxeo.
 
"Mi padre me dijo que podía vencerlo boxeando", dijo Santa Cruz en referencia a José, quien es además su entrenador. "Queríamos ser agresivos, pero esta noche teníamos que boxear, y así resolvimos la pelea".
 
Mares (29-2-1, 15 KOs) salió como un toro y dominó los primeros tres asaltos al conectar buenas combinaciones, desconcertando a su rival, pero a partir del cuarto capítulo Santa Cruz comenzó a establecer su jab y buen boxeo, además de tirar un volumen alto de golpes.
 
Poco a poco Santa Cruz comenzó a igualar las hostilidades y llevarse la mejor parte de los intercambios de golpes con Mares, quien sufrió una cortadura en la ceja derecha producto de un cabezazo accidental.
 
Mares ejerció una intensa presión y realizó un admirable trabajo peleando en corto. Asimismo, resistió duros golpes de Santa Cruz, pero no pudo propinar el puñetazo decisivo.
 
"Creo que me equivoqué en mi estrategia", comentó Mares. "Comencé fuerte y mi esquina me pidió que bajara el ritmo. Yo quería pisar el acelerador".
 
Al sonar la última campana, el público aplaudió a los protagonistas que dejaron todo en el ring para escribir una página más en la historia de guerras mexicanas en el boxeo.
 
 

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!