Horarios

Pacquiao: "Hacía tiempo que no me sentía así"

LAS VEGAS, Nevada (Cobertura especial).- El filipino de General Santos, ese a quien su gente bautizó como “Pambansang Kamao”, que en el idioma Tagalog traduce “Campeón del pueblo”, está claro en un asunto. Y es que pase lo que pase Manny Pacquiao quiere ser una inspiración y ejemplo a seguir. 
 
Claro que el dinero importa, pero lo más relevante en mi corazón es resaltar que Dios convirtió a alguien que era nada en algo”, dijo Pacquiao frente a un grupo de periodistas y gente de medios. “Esa es mi vida. Yo estaba durmiendo en la calle, sin nada. Hay que imaginar a un niño que no tenía ni dónde dormir; buscando comida, muerto de hambre y que se convirtió en alguien reconocido no sólo en las Filipinas, sino en el mundo entero. No puedo ser lo suficientemente agradecido con mi Señor por darme esta bendición. Imagínenselo… Estoy tan agradecido porque me convirtió de nada a algo y eso es lo más importante para mí. Quiero inspirar a la gente y que sepa que hay un Dios”.
 
 
Pacquiao (57-5-2, 38 nocauts) se medirá a Floyd Mayweather (47-0, 26 nocauts) el sábado en la arena del MGM Grand de esta ciudad, en la pelea más anticipada de la última década y potencialmente la más lucrativa y rimbombante de la historia. 
 
“No tengo una predicción, pero sí les puedo decir que hacía tiempo que no me sentía así antes de alguna pelea. Creo que mi Señor Dios me ha dado tranquilidad y paz para entrenar cada día”, dijo el asiático, quien también aludió al regreso de un sentimiento que algunos estimaban perdido. “Al hablar del instinto asesino me siento muy feliz porque el sentimiento, ese sentimiento, esa concentración que tenía 10 años atrás ha vuelto. En las peleas anteriores recientemente en mi carrera no me sentí así. No hay nada de qué preocuparse, estoy relajado y con mucha confianza. Se siente bien”. 
 
 
Pacquiao vs. Mayweather o Mayweather vs. Pacquiao es tema de conversación desde hace aproximadamente siete u ocho años, cuando ambos peleadores se montaron en los pináculos de sus carreras y comenzaba a ser el pleito más lógico posible. Sin embargo, tras años de intentonas fallidas, dimes y diretes y demás obstáculos, finalmente el choque se va a dar. 
 
“Sí, siento que quiero esta pelea más que él. Siento que soy quien de verdad quiere esta pelea y hay que aceptar que los aficionados también quieren esta pelea desde hace tiempo”, dijo el púgil de 36 años de edad. “Y es muy positivo que esté pasando en este momento. Creo que es el plan de Dios. Ahora hay mucha gente informada de esta pelea que ni siquiera es aficionada al boxeo”. 
 
Tras estar en lo que parecía un dominio total por encima de la competencia, tras nocauts impresionantes y hasta crueles contra Miguel Cotto en 2009 y Antonio Margarito en 2010, Pacquiao sufrió la derrota más dolorosa de su carrera cuando sucumbió ante un derechazo mortal de su némesis, el mexicano Juan Manuel Márquez el 8 de diciembre de 2012. 
 
Posteriormente triunfó el “Pacman” ante Brandon Ríos, Timothy Bradley y Chris Algieri, pero la opinión pública dejaba sentir una carencia. El rumor era que algo le faltaba a este Manny que trataba de regresar de aquel gran KO. Y tal vez no estaba equivocado el consenso, el mismo peleador lo admite. 
 
Esta pelea me da una motivación especial porque no soy el favorito y cuando no soy el favorito me provoca hacer algo extra. Eso pasó en la primera contra Marco Antonio Barrera, también contra Lehlo Ledwaba y Oscar De La Hoya. Es ese sentimiento diferente y ha regresado y estoy muy feliz”. 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!