Horarios

Dom.Dic.05 1:30 PM EST
Dom.Dic.12 1:30 PM EST
Dom.Dic.26 2:30 PM EST
Wilfredo Gómez derrotó a Carlos Zárate en cinco asaltos

Lo mejor de México vs. Puerto Rico: Wilfredo Gómez vs. Carlos Zárate

Parte de una serie rumbo al combate de Miguel Cotto vs. Canelo Álvarez
 
MIAMI, Florida.- Pura dinamita. Esas dos palabras resumen perfectamente lo que el mexicano Carlos Zárate y el puertorriqueño Wilfredo Gómez cargaban en sus puños cuando los dos boxeadores con el porcentaje más alto de nocauts en ese momento subieron al ring el 28 de octubre de 1978 en el Coliseo Roberto Clemente en Puerto Rico.
 
Zárate, el campeón del peso gallo, llegó al enfrentamiento con 51 nocauts en sus 52 victorias y ocho exitosas defensas del título, mientras que Gómez, monarca supergallo,  había registrado 21 victorias seguidas por la vía del cloroformo después de empatar en su debut profesional.
 
Cuando se anunció que el boricua expondría su corona por quinta vez ante Zárate, la mayoría de los expertos daban al mexicano como ligero favorito debido a su mayor experiencia, y ventajas de estatura y alcance, a pesar del hecho que le tocaba "bailar en la casa del trompo" al trasladarse al patio de Gómez.
 
La pelea completa

 
Los dos protagonistas calentaron el ambiente para el combate al intercambiar metralla a través de los medios de comunicación, y cuando llegó el momento del pesaje ambos tuvieron problemas para hacer el peso reglamentario de 122 libras creando mayor tensión entre los bandos necesitando Gómez un segundo intento y Zárate cuatro intentos hasta cumplir con la báscula. Horas después, llegó la hora de la verdad.  
 
En los primeros tres asaltos, Gómez peleó de forma cautelosa, moviéndose de lado a lado para no presentarle un blanco fijo al mexicano -una señal del respeto que sentía por su pegada-, y conectando algunas combinaciones mientras que el retador buscaba cortarle el paso en el ring al acechar al campeón. 
 
Pero a finales del tercer capítulo, el "Bazooka", como apodaban a Gómez, comenzó a llegarle a Zárate con combinaciones y su gancho de izquierda, y el mexicano también respondía, pero no con la misma energía y efectividad.
 
Los dos peleadores salieron con todo para el cuarto, desatándose la esperada guerra en el cuadrilátero, pero Gómez salió mejor parado en los intercambios. Un gancho de izquierda al mentón de Zárate lo envió a la lona de rodillas eloqueciendo al público en el recinto que lleva el nombre del fenecido astro puertorriqueño del béisbol.
 
Gómez se fue nuevamente al ataque como un león que caza a su presa y derribó por segunda vez al mexicano justo al sonar la campana que los tres hombres sobre el ring no escucharon por el inmenso ruido.
 
El quinto asalto
 
 
El puertorriqueño salió en el quinto buscando acabar la contienda ante un Zárate que lucía desconcertado. Una poderosa izquierda seguida por una derecha llevó al mexicano tambaleándose hacia las cuerdas, y poco después Gómez lo envió a la lona, y hasta le coló un golpe de más estando de rodillas.
 
Sin embargo, ya la suerte estaba echada. La esquina de Zárate tiró la toalla al ring y el árbitro Harry Gibbs detuvo la pelea. Así Gómez consiguió una gran victoria que para muchos fue el inicio de la candente rivalidad entre México y Puerto Rico.
 
TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE
 

Cotto arremete contra los entrenadores de Canelo

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!