Horarios

Sáb.Oct.23 9:30 PM EDT
Dom.Oct.24 1:30 PM EDT
Dom.Oct.31 2:30 PM EDT
Sáb.Nov.06 12:00 AM EDT
Dom.Nov.07 1:30 PM EST
Dom.Nov.21 1:30 PM EST

Lo mejor de México vs. Puerto Rico: Félix Trinidad vs. Fernando Vargas

Parte de una serie rumbo al combate Miguel Cotto vs. Canelo Álvarez
 
MIAMI, Florida.- La rivalidad boxística entre Puerto Rico y México ha dejado algunas batallas inolvidables, pero quizás ninguna más que el choque unificatorio en el peso súperwelter entre el boricua Félix "Tito" Trinidad y el mexicoamericano Fernando "Feroz" Vargas el 2 de diciembre del 2000 en el hotel Mandalay Bay en Las Vegas, Nevada.
 
Luego de arrasar en el peso welter al realizar 16 exitosa defensas, Trinidad conquistó su segunda corona mundial, la faja de las 154 libras de la Asociación Mundial de Boxeo, cuando venció por decisión unánime a David Reid en marzo del 2000, y lo retuvo cuatro meses después ante el africano Mamadou Thiam.
 
Vargas, por su parte, se adueñó de la versión de la Federación Internacional con apenas 21 años al derrotar a Luis "Yori Boy" Campas el 12 de diciembre de 1998 y después de cinco defensas, quedó acordado la pelea unificatoria para dirimir la supremacía en la división de los súperwelter.
 
Previo a la pelea, tanto Vargas y Trinidad y sus respectivos bandos calentaron el ambiente con sus comentarios provocadores en la conferencia de prensa y el pesaje, y el resultado fue una guerra de principio a fin en que hubo seis visitas a la lona y dos peleadores que terminaron maltrechos.
 
La pelea completa

 
Al sonar la primera campana, los fuegos artificiales no tardaron estallar. No habían pasado 20 segundos cuando un poderoso gancho de izquierda lastimó a Vargas y después de una ráfaga de golpes, el mexicoamericano cayó a la lona por primera vez en su carrera.
 
"El Feroz" se incorporó y Trinidad volvió a la carga y con un potente gancho de izquierda en el mentón volvió a tirarlo para recibir otro conteo de ocho segundos. En peligro de perder estrepitosamente en el primer acto ya que estaba en efecto la regla de los tres "knockdowns", Vargas no perdió la compostura y logró sobrevivir la tempestad durante los próximos dos minutos y 18 minutos del asalto.
 
Parecía que el combate no duraría mucho, pero Vargas se recuperó en el segundo, y a finales del tercer capítulo aprovechó una molestia del puertorriqueño en el ojo derecho para atacarlo antes de recibir un golpe bajo que obligó al árbitro Jay Nady a darle un tiempo de recuperación.
 
En el cuarto asalto fue que comenzó a nivelarse la acción cuando un revivido Vargas atizó un gancho de izquierda que derribó a Trinidad por sexta vez en su carrera. Con el boricua lastimado, el monarca de la FIB fue en busca de hacer más daño, pero el boricua detuvo su moméntum con otro golpe bajo que le costó la penalización de un punto, pero le dio valioso tiempo de respiro al Vargas requerir tiempo para reponerse.
 
Desde ese momento en adelante, la pelea se tornó en una fuerte batalla en que ambos tuvieron sus momentos de repartir castigo, aunque los golpes más sólidos fueron conectados por el boricua que volvió a tomar control de la contienda en el noveno asalto con buenas combinaciones.
 
El primer y 12mo asalto

 
Vargas, sin embargo, no se amilanó y reconociendo que estaba atrás en las tarjetas, presionó las acciones en los siguientes asaltos de forma valiente envolviéndose en peligrosos intercambios de golpes ante un Trinidad que lucía más fresco.
 
Entonces llegó el 12mo. asalto. Vargas estaba en sus últimas gotas de gasolina, pero no dispuesto a rendirse. Trinidad, sin embargo, salió listo para terminar el espectáculo y con un gancho de izquierda derribó al mexicoamericano que se levantó inmediatamente para sólo visitar la lona nuevamente con otra izquierda corta.
 
De forma inexplicable, el árbitro Nady permitió que Vargas continuara. El mexicoamericano trató de resistir buscando amarres, pero Trinidad conectó una poderosa derecha que acabó con el dramático combate a los 1:33 del capítulo cuando Nady intervino. El puertorriqueño celebró por todo lo alto en el ring su luchada victoria que para muchos fue la mejor, pero la más difícil, de su ilustre carrera.
 

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!