Horarios

Gilberto Ramírez hace historia y conquista cetro supermediano de la OMB

LAS VEGAS, Nevada (cobertura especial).- El mexicano Gilberto “Zurdo” Ramírez (34-0, 24 nocauts) venció al armenio nacionalizado alemán Arthur Abraham (44-5, 29 nocauts), para despojarlo del título peso supermediano (168 libras) de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). El joven de 24 años de Mazatlán, Sinaloa, es el primer boxeador de ese país en ostentar un campeonato mundial en esta categoría.
 
Los jueces Adalaide Byrd, Glenn Trowbridge y Glenn Feldman anotaron la pelea con tarjetas idénticas: 120-108.
 
Abraham comenzó la faena tratando de ser el agresor, pero a medida de que avanzó el combate Ramírez pudo tomar la batuta y silenciar a su oponente con una buena exhibición de boxeo completo. Fue mejor Ramírez en los desplazamientos y en combinar su buena defensa con ataques oportunos. Casi siempre que Abraham lo buscó salió agredido, al tiempo que se pasó la mayor parte del combate protegiéndose. 
 
 
El europeo vivía un buen momento en el segundo asalto, pero tal vez se confió demasiado y lo encontró un derechazo de Ramírez justo al rostro que lo descalabró y casi lo derriba. Sin embargo, el veterano pudo capear el temporal amarrando durante los 10 segundos que restaban en el episodio. Entraba en confianza el mexicano. 
 
En el cuarto tramo los 10 segundos finales brindaron el primer buen intercambio en el que ambos lograron sonarse con contundencia. De hecho fue tal el enganche que continuaron tirando golpes más allá de los campanazos. Abraham siempre pegó más con su derecha mientras que el azteca uso ambas manos. 
 
El el sexto vivió Abraham su mejor momento cuando con una derecha logró incomodar a Ramírez, quien terminó apoyado sobre las cuerdas y con la defensa baja. No obstante, pudo recuperarse el “Zurdo” y concluyó el ataque. Aún luego de eso Abraham se notaba algo cansado a su regreso a la esquina. 
 
Hubo momentos de choque de estilos que provocaron un par de golpes bajos por parte de Ramírez y unos amarres algo atípicos de Abraham. Mientras que el de Mazatlán se desplazaba por el ring, el nacido en Armenia resultaba ser un blanco más fijo y sin mucho movimiento. En los intercambios por lo general se enredaron. Pero más allá de esos detalles no tuvo tanto trabajo el referí Kenny Bayless. 
 
Desde el séptimo y hasta el final Ramírez se dedicó a administrar sus golpes y aprovechar su superioridad en los desplazamientos. Abraham tuvo algunas llegadas pero fueron sumamente esporádicas. La precisión y la contundencia estuvieron del lado del campeón y así caminó hacia el triunfo.  
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!