Horarios

El "Macho" Pacquiao

MADRID, España.- Manny Pacquiao es un púgil filipino que supo ganarse la admiración de sus compatriotas al convertirse en uno de los mejores boxeadores de la historia de este deporte. El bravo gladiador asiático ha conmovido a la afición no sólo de su país, donde se ha transformado en congresista por su provincia natal, Sarangani, sino también a la del resto del mundo por unas recientes declaraciones de neto corte discriminatorio hacia la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales, y Transexuales, LGBT.

Pacquiao, quien ha ganado la corona mundial, en nada más y nada menos que en ocho categorías distintas y tiene una admirable marca de 57 victorias, con sólo 6 derrotas y 2 empates en toda su exitosa carrera; espetó en una reciente entrevista que, mantener sexo entre sujetos del mismo género humano le parecía denigrante. Llegando a aseverar que la conducta de hombres y mujeres que mantenían relaciones entre ellos, era peor aún que la de los animales.

Emmanuel Dapidran Pacquiao, ‘Pacquiao a secas o ‘Pac Man’, como se le conoce en todo el ambiente deportivo, nació en la sureña Isla de Mindanao, en una Filipinas donde las costumbres tradicionales, aún en estos tiempos modernos, mantiene en general la idea de un machismo estigmatizado y arraigado a sus antiguas conductas como a sus arcaicos pensamientos.

En ese ambiente de repudio a la comunidad LGBT creció Pacquiao. En ese mismo entorno social se desarrolló humanamente desde su dura niñez, más adelante como adolescente, y luego como adulto. Su manera de ver y entender el entorno a su alrededor, no contemplaba la adaptabilidad a los cambios que ha generado la actualidad, y su comprensión de los hechos de la vida real sólo le alcanzó para pegarle a una bolsa en el gimnasio preparándose para ser el consumado campeón mundial que fue.

 

 

No debemos culpar enteramente a Manny Pacquiao de su feroz discriminación sexual, como si se tratara del regreso al nazismo, pero sí podríamos intentar que, con el compromiso y el aprendizaje, la amplitud de este tipo de situaciones contemporáneas tuviesen un apoyo más solidario desde la exposición del problema y la intención de buscar soluciones acordes.

Ya sea nosotros desde estas propias ‘trincheras’, o aquellas firmas que ahora le quitan su patrocinio a Pacquiao desde las suyas, podríamos comenzar a invertir en una educación que refleje en la enseñanza diaria una conducta para equivocarnos mucho menos en nuestras sociedades y evitarnos tener que escuchar tardíos, y no siempre verdaderos, arrepentimientos.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!