Horarios

Mayweather Jr. fue abuchedo en el combate

El "diablo" en Las Vegas

LAS VEGAS, Nevada.- Habrán leído varias veces la frase de "el hombre contra el Diablo". Eso es precisamente lo que pasó este pasado fin de semana en Las Vegas, según las personas que acudieron y cubrieron uno de los eventos del año, la pelea entre Floyd Mayweather Jr. (58-0, 26 nocauts) y Manny Pacquiao (57-6-2, 38 nocauts).

La mayor prueba de ello fue tras el combate, cuando se dio por ganador el estadounidense. El público no reaccionó de la forma más respetable hacia Mayweather Jr. y eso provocó el enfado de su entrenador. "Solo sé que mi hijo debe ser tratado mejor", aseguró el sr.Floyd a unos periodistas.

 

Y, entre medias, aprovechó para criticar al entrenador de Manny Pacquiao. "Nunca tuve la clase de elogios que está recibiendo Freddy Roach. Es una broma, una cortina de humo, sin ninguna esperanza", dejó claro el padre de Mayweather.

 

Mientras se disputó el combate, los gritos de ánimos hacia Pacquiao dejaban patente el factor emocional que tenía el filipino con las gradas. "¡Man-ny, Man-ny!" era el cántico más escuchado cuando en la batalla soplaba más a favor del filipino. En cambio, cuando Mayweather conseguía soltar algún golpe, solo se oían gritos de admiración: "Woooo". Esa es la gran diferencia entre amar a un boxeador e ir con un boxeador para luego montarte en su avión privado.

Esas diferencias de aprecio entre los dos boxeadores por parte del público también se pudieron ver en el pesaje. Allí, cuando las cámaras enfocaron a Pacquiao y su lema "Toda la gloria y el honor pertenece a Dios", todo el mundo aplaudió. En cambio, cuando fue Mayweather Jr. el que salió en televisión, la gente del MGM Grand abucheó. 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!