El japonés Koki Eto lo intentó todo dentro del cuadrilátero pero no pudo con la intensidad del puertorriqueño Cintrón, quien se lleva el título.