Los boricuas llegaron como favoritos al título ante un debutante Estados Unidos, que vino de menos a más para levantar el título del Clásico Mundial de Béisbol 2017.