Una multitud se dio cita en el estadio de los Angels para despedir a la familia Altobelli, quienes perdieron la vida junto a Kobe Bryant.