La liga de baloncesto de los Estados Unidos fue suspendida el pasado miércoles, luego de que se presentó el primer positivo en el Utah Jazz.