El jugador ha tenido la mejor temporada de su carrera en la NBA con los Houston Rockets.