Golden State Warriors barrió a San Antonio Spurs en la final de la Conferencia Oeste (4-0).