La serie final de la NBA arranca en Oakland y los protagonistas tienen muchas cuentas pendientes por saldar.