Se sanaron del COVID-19 y ahora donarán sangre para investigación

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de dar positivo por COVID-19, varios jugadores de la NBA se han recuperado y ahora planean junto con la ciencia una ofensiva contra el coronavirus, y no usando sus habilidades con el balón naranja o la concientización, sino con su sangre.

Al menos cuatro de los infectados y ahora sanados basquetbolistas donarán su sangre para la elaboración de un tratamiento experimental, que ayudaría a pacientes de alto riesgo a superar el virus y ser un rayo de luz en la búsqueda de una vacuna, de acuerdo al Dr. Michael Joyne, anestesiólogo de la Clínica Mayo y miembro del Proyecto Nacional de Plasma Convaleciente COVID-19 en Estados Unidos.

De acuerdo a información de la NBA y la ABC, este proyecto, el cual cuenta con un apoyo económico de la NBA de 100 mil dólares, utilizará los anticuerpos de los pacientes que ya sufrieron esta enfermedad para frenar la pandemia, luego de que se acusó a la liga de ser favorecida con pruebas para sus jugadores sobre la población estadounidense en general.

Marcus Smart, escolta de los Boston Celtics, fue dado de alta el lunes y es el único que dio a conocer que forma parte de esta iniciativa. La identidad de los otros tres se desconoce.

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!