La ex estrella de la NBA bromeó y también ofreció 500 dólares al meme más ingenioso.