Chase Carey habla como el nuevo director de la Fórmula Uno, en sustitución de Bernie Ecclestone.