El español se mostró conforme después de probar en Sudáfrica el Toyota Hilux, con el que Nasser Al-Attiyah ganó el último Dakar.